viernes, 7 de agosto de 2015

Qué padre Taquería La Llorona!

Hace una semana fuimos a cenar a Taquería La Llorona , lugar al que hacía ya tiempo que queríamos ir, ya que conocemos el otro local del chef Jose Gloria: "Salaet i Bo"  y nos encanta. Además, nos lo habían recomendado nuestros amigos y nos picaba el gusanillo.


Este bonito restaurante mexicano ubicado en el barrio de Ruzafa es moderno, acogedor y con pinceladas de la cultura mexicana en su decoración.

Foto de Taquería La Llorona

La Llorona, como su nombre indica, tiene una especialidad: los tacos. Y ofrece en su carta una amplia selección de los mismos entre otras delicias (unas pican y otras no XD ).

Para aliviar la sed elegimos cerveza rubia mexicana Modelo, refrescante e ideal para acompañar la cena.  Había otras opciones (para las próximas veces jeje): cerveza negra, margarita, etc.


Como nos recomendó nuestra amiga Ana, para empezar nos decidimos por un cóctel de camarones que estaba espectacular, cuyos ingredientes principales eran camarones, aguacate, cilantro y un aliño muy fresco y sabroso. También unas sorprendentes quesadillas.


Empieza la sesión de tacos... Y llega a nuestra mesa una bandeja con lima y tres salsas para aderezarlos al gusto. La primera era de tomate verde y las otras dos de chile, una con los ingredientes cocinados (chile quemado) y la otra en crudo.


Cuando el taco aterrizaba ante nosotros, al menos unos mordiscos sin salsa alguna y luego a probar diferentes combinaciones, que le dan diferentes matices según las mezclas.

Optamos por pedir 3 tacos para cada uno y estas fueron nuestras elecciones:

- Tacos de pescado (carne de tiburón con verduras).

- Tacos de carnitas (tierna ternera con coca-cola).



- Tacos de lengua (lengua con cebollita).


Sin duda, una buena amalgama de sabores. Todos buenísimos, pero en especial nos encantó el de lengua. Mmm!
Habríamos probado el resto de platos y tacos de la carta, pero eso será en nuestra próxima visita...
El taco al pastor y el de cochinita pibil lo hemos saboreado en Salaet i Bo y también os los recomendamos.

Aún con la agradable sensación picante en boca, nos endulzamos con un delicioso postre: helado de pistacho con fresas y chocolate. Un buen broche para culminar nuestra cena.


Entre plato y plato aparecían nuevos comensales y sorpresa! Carlos Topchef (Carlos Medina el del alginato, el que congeló la vitro...Un crack!) entró por la puerta y estuvo cenando a nuestra vera, demostrando su buen paladar.

Una excelente velada, con un servicio muy atento, que durante la cena nos explicó amablemente y con detalle cada plato que se posaba en nuestra mesa. Exquisito trato por su parte y la de Jose :) .

Volveremos pronto!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada